Conceptos Categóricos

LA PREVALENCIA DE LA INFECCIÓN POR CORONAVIRUS 2 DEL SÍNDROME RESPIRATORIOS AGUDO GRAVE EN NIÑOS ASINTOMÁTICOS

LA PREVALENCIA DE LA INFECCIÓN POR CORONAVIRUS 2 DEL SÍNDROME RESPIRATORIOS AGUDO GRAVE EN NIÑOS ASINTOMÁTICOS


San Francisco, EE.UU.
En niños sin síntomas de enfermedad por coronavirus 2019 que acuden para atención médica o quirúrgica sería baja la prevalencia de infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave.

JAMA Pediatrics 1-3

Autores:
Chan DK

Institución/es participante/s en la investigación:
University of California

Título original:
Prevalence of SARS-CoV-2 Infection in Children Without Symptoms of Coronavirus Disease 2019

Título en castellano:
La Prevelencia de la Infección por SARS-CoV-2 en Niños sin Síntomas de Enfermedad por Coronavirus 2019

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.01 páginas impresas en papel A4
Introducción
Durante la pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) sería fundamental determinar la prevalencia de la infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés) entre niños sin síntomas de COVID-19. Si bien se han informado estimaciones en niños sometidos a cirugía de emergencia y atención oncológica, los resultados de estos estudios pequeños no podrían ser aplicados a grandes poblaciones de niños sin síntomas. Numerosos hospitales infantiles implementaron pruebas de rutina del SARS-CoV-2 para los niños que se presentaban para recibir atención no asociada con el COVID-19 cuando reanudaron la atención médica y quirúrgica electiva en abril y mayo de 2020 El objetivo del presente estudio fue informar la prevalencia de resultados positivos de la prueba del SARS-CoV-2 en niños sin síntomas de COVID-19 en 28 hospitales infantiles en los Estados Unidos (EE.UU.).

Métodos
Los otorrinolaringólogos pediátricos informaron la prevalencia de la infección por SARS-CoV-2 en niños asintomáticos como parte de un proyecto de mejora de la calidad hasta el 29 de mayo de 2020. Las pruebas de reacción en cadena de polimerasa con transcripción inversa para el ácido ribonucleico (ARN) del SARS-CoV-2 se realizaron antes de la cirugía, visitas clínicas o ingresos hospitalarios. En algunos casos, los niños podrían haber tenido síntomas asociados con su afección primaria que se superponen con los síntomas de COVID-19, pero las pruebas no se realizaron por sospecha de SARS-CoV-2 como el principal mecanismo causante de la enfermedad. La media de la incidencia semanal de COVID-19 para toda la población del área estadística combinada (AEC) para cada hospital se calculó mediante la base de datos de casos confirmados de la Universidad Johns Hopkins para los períodos indicados y se comparó con la prevalencia asintomática. Todos los valores de p inferiores a 0.05 se consideraron estadísticamente significativos. Los análisis estadísticos se realizaron con la versión 15.1 de Stata.

Resultados
Un total de 250 de 33 041 niños (rango de edad: 0 a 18 años) sin síntomas que fueron evaluados en 28 hospitales dieron positivo para SARS-CoV-2 hasta el 29 de mayo de 2020. En las 25 AEC representadas por los 28 hospitales infantiles, la prevalencia varió del 0% al 2.2%, con una prevalencia combinada del 0.65% (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.47% a 0.83%, con heterogeneidad significativa). La prevalencia pediátrica asintomática se asoció de manera significativa con la incidencia semanal de COVID-19 en la población general durante el período de 6 semanas durante el cual se realizaron la mayoría de las pruebas de individuos sin síntomas (coeficiente no estandarizado B: 1.07; IC 95%: 0.60 a 1.54, p < 0.001). Ningún otro factor (población del AEC, número de pruebas realizadas, región, indicación de la prueba o sitio de recolección de muestras) demostró una asociación significativa con la prevalencia de la infección por SARS-CoV-2 en niños sin síntomas de COVID-19. Los datos posteriores de 15 612 niños de 11 AEC se compararon con la prevalencia en una población pediátrica asintomática calculada mediante la incidencia semanal contemporánea de la Universidad Johns Hopkins utilizando la ecuación de mejor ajuste derivada de esta asociación, y esto demostró que la asociación persistió en este momento posterior (coeficiente no estandarizado B: 0.86; IC 95%: 0.60 a 1.54, p: 0.001).

Discusión
La fuerte asociación entre la prevalencia de SARS-CoV-2 en niños asintomáticos y la incidencia semanal contemporánea de COVID-19 en la población general proporcionaría un medio simple para que las instituciones estimen la prevalencia asintomática pediátrica de la base de datos de la Universidad Johns Hopkins disponible públicamente. Esta prevalencia se puede utilizar para orientar la política sobre entornos institucionales para los niños dentro de esa comunidad y estimar la probabilidad previa a la prueba de detección del SARS-CoV-2. Las estimaciones en curso de la prevalencia de la infección asintomática por SARS-CoV-2 en niños pueden actualizarse a medida que evoluciona la pandemia de COVID-19. El presente estudio tendría diversas limitaciones. Los niños sin síntomas se presentaron para atención electiva en hospitales infantiles y sería posible que no representen a la población pediátrica general por edad, estado de salud, estado inmunológico y factores demográficos. Debido a la eliminación viral prolongada, la positividad de la prueba de reacción en cadena de polimerasa en los niños sin síntomas puede no reflejar la incidencia comunitaria contemporánea. Existieron variaciones en el protocolo de detección y prueba de síntomas entre los sitios y con el tiempo, lo que habría contribuido a la heterogeneidad observada. Sin embargo, los autores del presente estudio aseguran que la fuerte correlación con los datos de incidencia general proporciona una validación externa de que los resultados de las pruebas asintomáticas son ampliamente confiables.

Conclusiones
Los hallazgos del presente estudio sugieren una baja prevalencia combinada de resultados positivos de la prueba del SARS-CoV-2 entre los niños sin síntomas de COVID-19 que acudieron a 28 hospitales infantiles de los EE.UU. para atención médica o quirúrgica. La heterogeneidad de las estimaciones de prevalencia agrupadas sugiere que los datos de prevalencia específicos del sitio tienen mayor utilidad que la prevalencia agrupada regional para la toma de decisiones locales. Sin embargo, para la mayoría de las instituciones sería difícil obtener datos de prevalencia con suficiente potencia en la población pediátrica asintomática local. 
ua40317